socio:     contraseña:     

NOTICIAS

Alcobendas Rugby D sacó un empate del Urtubi

07/10/2015  21:00:00  |  Alcobendas Rugby
facebook

El Alcobendas Rugby D - que compite en categoría senior en 5ª Regional - debutaron en la competición con un empate en el difícil campo del Liceo Francés.

14 PARES DE BOTAS      

Se presentaba una mañana de domingo para disfrutar del rugby. El cielo, entre nubes y claros, no se acababa de definir si iba a dejarse caer sobre el Ramón Urtubi o dedicarnos un día luminoso. El partido estaba programado para las 12:30, ni muy pronto ni muy tarde.

Tras el aplazamiento del pasado fin de semana, era nuestro primer partido de la temporada y nada menos que contra el Liceo. Ese partido que siempre esperan todos nuestros chicos, con ese rival que todos buscan y que se prepara con ilusión. Por otra parte, el equipo B había perdido el día anterior, por lo que había un interés especial por ganar este partido para recuperar la moral.

Y allá nos presentamos, de momento somos siete, pero aún no es la hora. En lo que se prepara el equipo, nos vamos a tomar unas cervezas con Carlos, para poner el contexto adecuado a un partido de rugby. Cuando volvemos, ya está el equipo calentando. Parecen pocos, la cara de Zori nos da otra pista, contamos 1, 2, 3…14. No tenemos cambios, ni siquiera podemos completar la alineación. Miramos al otro lado del campo esperando ver pocos contrarios, pero hay 20.

El resto del calentamiento lo pasamos quejándonos de la falta de compromiso, la mala costumbre que algunos tienen de no avisar de la ausencia y de las dificultades y riesgos de lesión que esta situación acarrea a los que si cumplen con la palabra dada, con el equipo y con los compañeros. Mientras rodeamos los palos camino de la grada una negra sombra de derrota clara nos va invadiendo.

Comienza el partido y se ve igualado, dominamos territorialmente durante casi todo el primer tiempo, pero el ansia por cubrir todo el espacio con un jugador menos nos hace incurrir en repetidos golpes que nos impiden alcanzar la marca. A fuerza de repetir el error, el árbitro tiene que sancionarnos con un sin bin a falta de un cuarto de hora. Eso lo aprovecha el Liceo para, con dos jugadores más sobre el campo, lograr un ensayo que no transformarían.  Y el primer tiempo da poco más de sí. Nos vamos al descanso con 5-0 en contra.

La resignación con la que afrontamos el comienzo del partido, se ha ido convirtiendo en esperanza viendo el comportamiento del equipo.

Nada más empezar el segundo tiempo conseguimos empatar con un ensayo por la derecha, ¡huuuy! la patada se estrella en el travesaño. Pero el Liceo nos devuelve la jugada y, convirtiendo esta vez,  vuelve a ponerse por delante 12-5 en el minuto 58.

Lejos de rendirnos, volvemos a alcanzar su marca para acercarnos en el marcador 12-10 tan solo 4 minutos después.  El partido se mantiene igualado con varios errores de ambos equipos, hasta que aprovechando la superioridad nos vuelven a ganar la espalda y posan el tercer ensayo fallando la patada, 17-10 y unos diez minutos por delante.

Empezamos a creérnoslo y se oyen gritos de ánimo entre nuestros jugadores. Pese a que el Liceo mete hombres de refresco, volvemos a empujarles a su 22 hasta que logramos una nueva marca que esta vez sí se transforma. Empate a 17-17, y encaramos el final del partido con más fuerza que nunca.

En un error en la melé nos cogen descolocados y ensayan por el ala izquierda, la complicada patada no encuentra los palos y volvemos a estar cinco abajo 22-17. El liceo alcanza el bonus ofensivo y nosotros nos consolamos pensando en que esto se ha acabado y hemos logrado el defensivo. Pero nada más sacar, en una jugada rara, con un posible avant, volvemos a ensayar, volvemos a empatar, volvemos a estallar de alegría. El remate habría sido conseguir la patada con la que acabó el partido, pero no pudo ser. Nos vamos con un empate con bonus, con una enorme alegría y con la sensación de haber perdido una buena oportunidad.

Evidentemente no ha sido el mejor partido que he visto en cuanto a juego, pero pocas veces he visto este coraje, estas ganas de jugar, de ganar y de sobreponerse a todo. Y eso, ¡eso también es rugby! Enormes estos 14 tíos que hoy han estado dándolo todo para dejar bien alto el nombre del Alcobendas Rugby.

Los que han faltado, en su pecado llevan la penitencia de haberse perdido un gran día de rugby. Esperamos que aprendan de su error y no vuelvan a dejar a sus compañeros en la estacada. Porque da lo mismo que sea la 5ª división regional, no importa que sea el equipo D, los valores del Rugby han estado presentes en estos 14 jugadores, en esos 14 corazones granates y en esos 14 pares de … botas. 

Noticia: imagen 1 de 1

banners Alcobendas Un modelo de ciudad Fundal Sanitas Kreab GoFit Canterbury Urbaser Urvios/> FUAM