socio:     contraseña:     

NOTICIAS

En primera persona: J3 DH Ampo Ordizia

05/10/2015  00:00:00  |  Íñigo Ribot
facebook

Retomando las viejas costumbres Íñigo Ribot - segunda línea del Alcobendas Rugby - nos cuenta su particular visión del encuentro de la 3ª jornada de Liga ante el Ampo Ordizia

Esta vez nos tocó el amargo sabor de la derrota, de perder en nuestra casa, además defendiendo muy mal y sin saber concretar una remontada que rozamos en varias ocasiones pero nunca llegamos a culminar. Esto nos puede servir de aliciente para salir más concentrados a los partidos, sin permitir dos ensayos del rival antes del minuto 10.

Antes de nada, comentaros que una temporada más vuelvo a escribir estas crónicas desde dentro del vestuario y los entrenamientos. Empezar agradeciendo a Pepe y a Cacha esta nueva oportunidad y a todos los que gastáis vuestro tiempo leyéndolas.

Vamos a lo verdaderamente importante, Alcobendas Rugby.

Después de una derrota a domicilio contra Santboiana y una victoria en casa contra El Salvador, victoria que por mi pasado quesero fue más especial si cabe, recibíamos nuevamente en casa (cosas del calendario) a Ordicia, equipo donostiarra con una gran cantidad de extranjeros en puestos claves del equipo como número 8, apertura o zaguero, entre otros. Llevaban 5 puntos como nosotros habiendo jugado los dos partidos en Altamira. Sabíamos que era un equipo con calidad pero que aún no estaba del todo conjuntado, habíamos visionado su derrota contra Santboiana, y al nosotros también medirnos a los catalanes en la primera jornada, creo que ese hecho en vez de motivarnos nos relajó más de la cuenta.

La semana fue accidentada, con golpes y lesiones, ninguna grave, pero que hacían que alguno de nuestros jugadores claves no pudiesen jugar el domingo.

El lunes fue trabajo regenerativo para los jugadores que jugaron más de sesenta minutos contra El Salvador y una parte de trabajo aeróbico para el resto, ese resto lo conforman jugadores que jugaron el sábado con el segundo equipo y jugadores que jugaron menos de sesenta minutos contra el equipo vallisoletano. Pasada esa parte, fue un entrenamiento de conceptos, no mucha carga pero muy específica para mejorar posicionamientos en el campo.

El martes fue el entrenamiento de contacto, además el tiempo acompañó rociándonos con lluvia, para hacer el entrenamiento más apetecible (irónico). Los golpes y la técnica de placaje fueron los aspectos a trabajar, y uno de esos golpes en la rodilla hicieron que nuestro capitán Santiago Fernández tuviese que abandonar el entrenamiento antes de tiempo, afortunadamente pudo jugar en el día de ayer. Para finalizar la sesión, trabajo de melé con Corcuera, que algún día os contaré alguna anécdota suya, no como él dice, que ya contará algunas a final de temporada, sino algo antes.

Tras el descanso merecido del miércoles, el jueves un trabajo de velocidad hizo que por un fallo de comunicación, un golpe tonto entre Pablo Fontes y Gonzalo Bermejo les llevase a los dos al hospital, 15 y 12 puntos en la cara respectivamente, y dos bajas importantísimas para el domingo. Tras este episodio desafortunado, el trabajo de touch y de lanzamientos de tres cuartos, para acabar con unas fases de movimiento general de juego. Todo ello amenizado por el Francia-Canadá que algunos aficionados estaban viendo en el bar de Las Terrazas, y del que nos iban comentando el resultado.

Viernes y sábado tranquilos para llegar al partido con las pilas cargadas y hacer de nuestro feudo un sitio inexpugnable para los rivales, porque sabemos que conseguir puntos en casa es vital para nuestro objetivo de la permanencia. Pero no pudo ser y solo hemos logrado un punto, demasiadas concesiones que auguran una dura sesión de video para corregir fallos.

El vestuario después de la charla en el campo de los entrenadores, era parecido a un funeral, aunque finalmente volvió el buen humor y nos conjuramos para mejorar los fallos y seguir adelante, son sólo tres jornadas de liga y son fallos que se pueden corregir poniendo todos de nuestra parte.

Sobre el partido, decir que creo que nos faltó organización defensiva y dimos muchas oportunidades para que su apertura, el australiano Rust, rompiese nuestra defensa con facilidad y terminar siendo el jugador más destacado del choque. También creo que nos falto capacidad de reacción y cuando conseguíamos ponernos a distancia de un ensayo en la marcador, volvíamos a cometer otro error y a recibir puntos.

Lo único positivo es que esto nos hace ver la realidad, que somos el recién ascendido y solo hemos ganado un partido, que si no somos humildes y trabajamos todos juntos no llegaremos a conseguir nada.

Ahora fin de semana de descanso y a pensar en Cisneros, derbi madrileño, que va a ser muy complicado ya que ellos son un gran equipo, que llevan tres victorias en los tres primeros partidos.

Iñigo Ribot Fernández

ARU

Noticia: imagen 1 de 1

banners Alcobendas Un modelo de ciudad Fundal Sanitas Kreab GoFit Canterbury Urbaser Urvios/> FUAM