socio:     contraseña:     

NOTICIAS

En primera persona

12/04/2015  21:00:00  |  Íñigo Ribot
facebook

Buenos días a todos, soy Iñigo Ribot Fernández, jugador del Alcobendas Rugby, primero agradecer por la iniciativa a José Manuel Ibáñez (Pepe) y Álvaro Bermejo (Cacha), que han apostado por esta idea que ya realizaba en mi antiguo club y que creo, otorga una visión más íntima al aficionado, de lo que pasa en las entrañas del vestuario.

Estoy hablando de la realización de una pequeña crónica después del partido, pero que no trate de lo ocurrido durante los 80 minutos, sino de todo el trabajo previo y post partido que realizamos los jugadores.

Partido bronco, duro y con mucha intensidad, necesitábamos la victoria y no podíamos fallar ante la apuesta del club para atraer afición. Y finalmente conseguimos una victoria muy trabajada, que nos costó bastante conseguir pero que suman 4 puntos importantes para intentar llegar a la final.

El CAU Valencia nos planteó un partido con rucks lentos, y mucha presión en nuestros centros para no poder desplegar nuestro juego, y consiguieron su objetivo y nosotros no supimos contrarrestar su táctica.

Después de una larga fase regular donde hemos contado todos los partidos por victorias y hemos conseguido 109 de 110 puntos posibles, llegaba el turno del playoff, ansiado desde septiembre y que por fin llegaba.

Por ponernos en antecedentes, el pasado lunes 30 de marzo, se sorteaban los grupos del playoff de ascenso a División de Honor, estos nos emparejaron a Zarautz de País Vasco y a CAU Valencia, y ante estos últimos nos enfrentamos este sábado en la primera jornada.

Las dos semanas posteriores al sorteo se repartieron en entrenamientos más cortos pero más intensos, donde destacaba el trabajo defensivo y las fases estáticas para conseguir balones durante el partido. Las frases de ánimo y los recordatorios de las dos temporadas anteriores donde se llegó a playoffs para luego no poder ascender, cubrían nuestros mensajes hasta el partido. Mensajes del tipo "este es el tercer año", "a la tercera va la vencida" o "no nos puede pasar lo de otros años" se oían durante esos siete entrenamientos, seis de campo y una sesión de video, que nos separaron del comienzo del playoff. Todos ellos siempre acabados con el grito de batalla: ¡ARU!

Además nos lleno de ánimo la llegada de Glen, Perico y Tiki de su periplo en Hong Kong; y la buena noticia de la recuperación de Federico Villegas de su rodilla, ya que nos hizo entrenar casi al completo y tener el equipo a punto para este primer choque.

Sabíamos que empezar ganando era fundamental, además jugando en casa, ya que el próximo fin de semana viajamos a Zarautz, plaza difícil y donde no valen las excusas si queremos el ansiado ascenso.

Ese ascenso, que como ya he comentado, lleva dos años escapándose entre los dedos de mis compañeros de equipo, como así recuerdan a menudo Willy Rado o Diego García, entre otros.

La Semana Santa, donde entrenamos el Jueves Santo por la mañana, nos dejó desconectar durante 3 días de la realidad y visitar a nuestras familias a los que no somos originarios de la capital, como Adam Newton, que se fue a Manchester, su ciudad natal. Pero el lunes ya estábamos todos prestos para seguir engrasando la máquina, sobretodo Jesus Collado, alias Goku, que esta viviendo una segunda juventud desde que llegó al club. Aunque no fuera su día el sábado al sufrir una expulsión, estamos con él y aprenderá de estas situaciones.

El trabajo defensivo, junto con la organización de la presión sobre patada fueron dos puntos claves que entrenamos los dos entrenamientos previos al choque, ya que sabíamos que CAU era un equipo que solía utilizar a menudo su juego al pie. Conocíamos a alguno de los jugadores del rival, ya que en pretemporada, jugamos contra ellos en el triangular de Alcobendas, y aunque a esas alturas nada puede ser valorable, vimos que era un equipo correoso y agresivo, y con la calidad necesaria para poder estar jugando en el categoría superior. Destaca Eduardo Sorribes, internacional con España Seven en años anteriores y que conservaba el manejo y la rapidez que le llevaron a la selección.

Eso vimos el viernes en unos vídeos preparados por el cuerpo técnico, en el polideportivo José Caballero, donde también entrenamos el jueves para no machacar el césped de Las Terrazas.

El día tuvo sus dosis de nerviosismo, durante la mañana, muchos acudimos al campo a ver la victoria de Alcobendas sub-18 ante Liceo Francés en las semifinales de la liga de Madrid, enhorabuena a los chicos que tienen un gran equipo. Y lueg fuimos dejando pasar el tiempo hasta q llego la hora del calentamiento. La previsión era de lluvia pero hacia bastante calor a las cuatro de la tarde, y tuvimos que beber mucha agua para hidratarnos bien. La charla motivadora de nuestro capitán Ati y al campo.

En el descanso el resultado de empate a seis, nos abría los ojos para despertarnos de que eso era playoff y ya no eran partidos sencillos. Salimos con más hambre y corrigiendo errores que nos comentaron los entrenadores.

Al final, victoria sufrida, que tiene un regusto amargo porque no jugamos como queríamos pero pienso que nos puede ayudar a mejorar bastante y a conocer este tipo de partidos.

Del partido destacar la touch robada por Diego Cubero a cinco metros de nuestro ensayo, para asegurar la victoria.

Agradecer a todos los que acudieron a Las Terrazas, ha sido un placer ver el campo lleno y jugar con vosotros animando. 

Ahora a seguir entrenando que el domingo hay un partido durísimo contra Zarautz en tierras vascas.

Iñigo RibotFernández

 

 

Noticia: imagen 1 de 1

banners Alcobendas Un modelo de ciudad Fundal Sanitas Kreab GoFit Canterbury Urbaser Urvios/> FUAM